ZONA180
image name

¿Por qué no soy feliz?

Ser feliz«Tengo mucho dinero y comodidades, y al mismo tiempo un gran vacío. ¿Por qué no soy feliz?».

Frases como esta reflejan la realidad de muchas personas hoy en día. Personas que a pesar de tener una situación de aparente estabilidad, no encuentran algo que les de verdadera felicidad. La necesidad de ser felices hace que muchos se lancen a buscar respuestas en cualquier lugar, para poder al menos tapar algo la sensación de vacío.

Pero la pregunta sigue estando ahí, ¿Por qué no soy feliz? Quizá incluso hayas llegado ya a un punto en el que dudes de si existe la verdadera felicidad. Hablamos a menudo de cuanto nos gusta sentir que algo nos llena; y es correcto. Una canción, el arte en general, encuentros con personas entrañables; hay muchas cosas que consiguen llenarnos por un momento. Pero seguro que estás de acuerdo en que todo lo que es pasajero, nunca te dará completa felicidad. Pero esa felicidad existe.

Jesús dijo que «si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.» (La Biblia, Juan 14.23). Puedes pasarte toda la vida buscando la felicidad, sin encontrarla. Como aquel joven, que recorrió medio mundo durante varios años, gastando tiempo y dinero sin obtener ningún resultado, hasta que al volver a su pueblo alguien le habló de Jesucristo. Las respuestas ideológicas y religiosas en general, te dan ideas y sugerencias para que tú las intentes aplicar, y, si acaso, a lo mejor te pueden ayudar parcialmente. Jesús, en cambio, llena tu vacío personalmente.

La verdadera felicidad nace de una relación con Dios. El vacío nunca se puede llenar sin él, porque él es la vida. No necesitas ninguna fórmula para intentar encontrar un camino, que te lleve a la felicidad. Jesucristo es el camino. Puedes ir directamente a él.

¿Quieres conocer su historia? pincha aquí
Conoce toda su historia entrando aquí
Algo le impulsaba a arrojarse al vacío
«me encontré conduciendo por el carril contrario»
«Llevé mi vida a la ruina»
«Me arrebataron el sueño de mi vida»
«Tenía el aspecto de un indigente»
«Estaba lleno de odio y deseo de venganza»
24 horas a tu disposición
«Ya no soportaba más»
El niño milagro
El diagnóstico cambió
Decidí luchar creyendo
La depresión se fue
Completamente libre