ZONA180
image name

El poder del perdón – una realidad

poderperdonEl poder del perdón es una verdad para la mayoría completamente desconocida. A lo largo de los años he podido comprobar que el único medio efectivo para restaurar relaciones dolorosas, es el perdón.

Aunque cueste, el perdón es necesario, siempre que uno quiera ser sanado de resentimiento, de odio y de rechazo. Si no perdonamos, estaremos continuamente reviviendo experiencias del pasado, quedando vulnerables y predispuestos para que estas se vuelvan a repetir. Daré dos ejemplos para demostrar la necesidad de perdonar y ser perdonado.

Corrie ten Boom fue una mujer holandesa que, entre otros, escribió un libro llamado “El Refugio Secreto”, que también sería llevado al cine con el mismo nombre. En ese libro relata las experiencias de su familia en Amsterdam, escondiendo a judíos que estaban siendo perseguidos por los nazis durante la II Guerra Mundial. Al ser descubiertos, Corrie y su familia fueron llevados al campo de concentración de Raversbüick, donde su hermana perdería la vida.

Unos años más tarde, después de haber estado predicando el Evangelio en cierto lugar de Alemania, se le acercó un hombre, al cual ella pudo reconocer como uno de los guardias más crueles del campo de concentración en el que habían sido prisioneros. Su reacción natural fue apartarse de él. Sin embargo, cuenta en su libro, que ella misma, en ese preciso instante, tomó la decisión de perdonarlo. Así relata su experiencia: «Durante un momento largo nos estrechamos la mano; el antiguo guardia y la antigua prisionera. Nunca había sentido tan intensamente el amor de Dios como lo sentí entonces». Al encontrarse, a lo largo de los años, con otras víctimas de los nazis, se dio cuenta de que aquellos que habían sido capaces de perdonar, fueron también los que mejor reconstruyeron sus vidas.

El poder del perdón

El otro relato sobre el poder del perdón que me gustaría compartir, lo conozco de cerca. Isaac y su madre Gloria asistieron durante varios años a la iglesia en Valencia donde soy pastor. Todo comenzó en Honduras, de donde proceden, cuando un policía le disparó a Isaac en la cabeza con el único fin de quitarle a su novia. A pesar de que los médicos hicieron todo cuanto estuvo en sus manos, no fue posible recuperar las funciones cerebrales de Isaac, que quedaría inválido y sin contacto con el mundo exterior. Por medio de un extraordinario milagro de Dios, años después, Isaac recuperó la normalidad y consiguió ser uno de mis mejores alumnos de teología.

Al regresar su madre, Gloria, a Honduras, un día volviendo del mercado en taxi, el chofer se negó a llevarla a su barrio, porque, según él, vivía atormentado, después de haber matado allí a un joven inocente. Era el mismo policía que años atrás había disparado a su hijo, y que ahora trabajaba como taxista. Tras escuchar su relato, Gloria le cuenta que aquel jóven era su hijo, y que podía dar gracias a Dios porque estaba vivo. Aquel hombre –quién sabe por qué– salió corriendo de su propio taxi, y no se detuvo sino hasta llegar a la cumbre de un cerro cercano a ese lugar. Gloria, como pudo, corrió tras él, y cuando por fin logró alcanzarlo se echó encima suyo y lo abrazó, para hacerle comprender que le había perdonado completamente.

El perdón es lo que llevó a Jesús a la cruz para darnos a nosotros una nueva oportunidad. Si tú recibes el perdón de Dios por medio de Jesucristo, podrás perdonar con mayor facilidad, a los que a ti te han ofendido.

Ivar Svensson
pastor evangélico

¿Quieres conocer su historia? pincha aquí
Conoce toda su historia entrando aquí
Algo le impulsaba a arrojarse al vacío
«me encontré conduciendo por el carril contrario»
«Llevé mi vida a la ruina»
«Me arrebataron el sueño de mi vida»
La situación se volvió insostenible
«Tenía el aspecto de un indigente»
«Estaba lleno de odio y deseo de venganza»
24 horas a tu disposición
«Ya no soportaba más»
El niño milagro
El diagnóstico cambió
Decidí luchar creyendo
La depresión se fue
Completamente libre

el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, 

Bible

el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón, el poder del perdón,