ZONA180
image name

Nadie se preocupa

alone2Nadie se preocupa por los demás, es la triste realidad actual en occidente. «El pasado mes los bomberos hallaron a un hombre de 70 años, que llevaba varios días fallecido en el interior de su casa». (Noticia en la prensa)

«No tengo amigos ni novio y no me llevo bien con mi familia……estoy muy sola y ya no sé qué hacer… ¡no soporto la soledad!».

«Siento el enorme peso y frío de la soledad. En mi vida cotidiana no tengo muchos amigos, casi nadie me conoce. Es como si estuviera muerto en vida… no sé cuánto tiempo voy a soportarlo».

«La vida que llevo es penosa, y lo peor de todo es que no veo como solucionar esto. No puedo más. Estoy cansado de sentirme mal conmigo mismo, no aguanto estar solo. Ayúdenme por favor».

Estos son extractos de testimonios reales de personas que, a falta de compañía, deciden abrir su corazón a la posibilidad de que alguien, en el vasto mundo de internet, escuche su clamor. La realidad es que tanto la soledad como la sensación de estar viviéndola, es el pan de cada día para muchísima gente. Y desde zona180.com queremos decirte, que no es necesario que sea de esta manera en tu vida. Sin ninguna duda todos necesitamos relacionarnos con otros. Sin embargo, existe también una realidad que posiblemente hayas ignorado, o, incluso, ni siquiera conozcas.

¡Hay alguien que se preocupa por ti!

No se trata de una frase hecha ni de de un truco comercial para intentar venderte algo; esta es la realidad que miles de personas, de diferentes contextos sociales, alrededor de todo el mundo, experimentamos a diario. Jesús dijo: «Yo estaré con vosotros todos los días», y también «no temas, porque yo estoy contigo». Dios resuelve nuestra soledad, con su propia compañía. Cuando aceptamos la voluntad de Dios por medio de su hijo, él se convierte en nuestro padre. 

¿Quieres conocer su historia? pincha aquí
Conoce toda su historia entrando aquí
Algo le impulsaba a arrojarse al vacío
«me encontré conduciendo por el carril contrario»
«Llevé mi vida a la ruina»
«Me arrebataron el sueño de mi vida»
La situación se volvió insostenible
«Tenía el aspecto de un indigente»
«Estaba lleno de odio y deseo de venganza»
24 horas a tu disposición
«Ya no soportaba más»
El niño milagro
El diagnóstico cambió
Decidí luchar creyendo
La depresión se fue
Completamente libre